Legislación - Diferencias entre sorteos, acciones promocionales, concursos de azar y concursos con jurado

20/09/2018

 

Los órganos que intervienen y regulan los concursos, sorteos y acciones promocinales son el Real Decreto Ley 16/1977, de 25 de febrero, en el que se regulan los Aspectos Penales, Administrativos y Fiscales de los Juegos de Suerte, Envite o Azar y Apuestas, conocido como “Ley del Juego” y la Agencia Tributaria. Lo primero es distinguir entre sorteos, acciones promocionales, concursos con azar y concursos con jurado, siendo estos últimos las únicas acciones de este tipo que están fuera de la Ley del Juego.

Sorteos

En un sorteo interviene el azar al 100%, independientemente de cualquier otra circunstancia se elige al ganador en función de una combinación aleatoria. Por lo que están sometidos a la Ley del Juego. Si la participación es de pago, quedan sometidos por completo a la Ley del Juego, con todo lo que eso conlleva (registrarse en la DGOJ, obligación de pedir una autorización administrativa para desarrollar el sorteo,…) Si son de participación gratuita se incluirían como “acciones promocionales”, quedando sometidas solo al régimen fiscal de la Ley del Juego.

Acciones promocionales

Se entiende que son aquellos sorteos que no se obtiene beneficio del mismo, obteniendo como única contraprestación el consumo del producto o servicio, es decir, tiene como finalidad exclusivamente la de publicitar o promocionar un producto o servicio. El único “pago” que se le puede exigir al concursante es el de ser cliente de la entidad organizadora. La Ley del Juego las define como “Combinaciones aleatorias con fines publicitarios o promocionales”. Sometidos a la ley del Juego solo en lo que a fiscalidad se refiere.

Concursos por azar

En el concurso se elige al ganador parte por medio del azar parte por medio de las destrezas del concursante. El azar, en el más amplio sentido del término, interviene en alguna proporción. Sometidos también a la Ley del Juego solo en caso de ser concursos en los que hay que realizar algún tipo de pago por participar. Los concursos con azar en los que no hay que abonar cuota de participación quedan fuera de la Ley del Juego por completo.

Concursos con jurado

En el concurso con jurado un organismo, formado por una o varias personas, realiza una valoración numérica de los diferentes parámetros de las obras presentadas al mismo, estableciendo como ganador al autor de la obra con la puntuación más alta. En este tipo de eventos el azar no interviene en ningún momento durante el proceso del concurso por lo que no están sometidos a la Ley del Juego, tanto los de participación gratuita como en los de pago.